11 de enero de 2009

Aprendiendo del autista sabio

Daniel Tammet es una autista savant (del francés: sabio); posiblemente tenga Asperger más que autismo. Un savant muestra habilidades cognitivas superiores absolutamente espectaculares (estilo Rain Man), pero este caso es único porque puede más o menos explicar cómo son sus procesos; generalmente los savants son idiots savants, mostrando pues una combinación de habilidad en un marco general de retraso intelectual.

Por ejemplo: Daniel ha aprendido de forma autodidacta 11 idiomas; ha creado uno nuevo, y aprendió islandés en una semana (fue un reto que incluía una entrevista en la TV islandesa, que superó luego de esos 7 días de forma muy sobrada); reconoce un número primo por intuición; y tiene el récord europeo de memorización de Pi: 22.514 cifras.

Daniel puede ayudar a entender el misterio tras los savants: él habla de sinestesia (un fenómeno de base neurológica en que la estimulación de una vía sensorial o cognitiva conduce a experimentar involuntariamente experiencias en una segunda vía sensorial o cognitiva): por ejemplo los números enteros hasta 10000 poseen color, textura y formas únicas, y se relacionan en una red de significados. Este es el dibujo que Daniel hizo de los primeros 20 dígitos de Pi:

Estas formas multidimensionales complejas se combinan físicamente y generan resultados sorprendentemente exactos (cálculos, reconocimiento de números primos, etc.); dice que los números bailan y crean una respuesta. Respecto a los idiomas, cada nueva palabra se asocia en clusters con otras de significados relacionados, y también con otras sensaciones (colores, contextos).
Daniel habla de la hiperconectividad como germen de la creatividad extrema: se sabe que los cerebros de muchos savants suelen mostrar conexiones anómalas entre ciertas áreas del cerebro (p.e. Kim Peek, un savant con CI de 87, el verdadero Rain Man que inspiró la peli, ha memorizado el 99% de todo lo que ha leído -una sola vez- desde la adolescencia, unos 12.000 libros; le falta el cuerpo calloso que conecta los hemisferios pero se supone que en su lugar se han creado conexiones anómalas alternativas).
Los procesos de Daniel aún se intentan descifrar, pero por lo pronto su memoria es extraordinariamente dinámica y relacional: memoria elaborativa (establecer conexiones entre la información nueva y el conocimiento previo), algo al alcance de todos (en alguna medida).

Entrevistas con Tammet: 1 y 2.

Una novela muy interesante sobre un chico con Asperger que intenta adaptarse a la vida en sociedad es La velocidad de la oscuridad, de E. Moon (ella misma madre de un niño con autismo); eso sí, un Asperger al nivel de Tammet: la excepción que sin embargo nos permite la introspección fenomenológica y cierta comprensión.
Un artículo interesante y divulgativo sobre las neuronas espejo (la neurología de la empatía, posiblemente insuficientemente desarrollada en el espectro autista) aquí.

2 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez 12/1/09 10:15  

El problema es interesantísimo, ya que sabemos que la sinestesia no solo se produce por conexiones anómalas, sino también por lesiones y el consumo de sustancias. El como se conecta esto con las dificultades sociales en los autistas es aún mas interesante. Se puede explicar como un problema neurofisiológico, que involucre a las neuronas espejo (de éstas neuronas se viene hablando desde hace unos seis o siete años, si no recuerdo mal), y también se puede añadir una explicación mas psicologizada y menos neurologizada. Me explico: hay autistas, entre ellos una (soy malísimo para los nombres...) que se dedica a fabricar espacios para animales, que viene a decir que una de las mayores dificultades con la gente, es que no ven el mundo como ella. Es un problema de marco comunicativo, ella pensaba que los demás veían el mundo igual que ella, y por lo tanto, en muchas ocasiones se enfadaba porque no veian lo evidente. Además, no es una diferencia en los matices, es una diferencia radical. Entonces, el problema se convierte en como comunicar esos dos mundos, que son enórmemente diferentes.
En cualquier caso, siempre que hablamos del cerebrín, me parece que todo se relaciona con todo. Lo que es del género tonto, es explicar fenómenos de enorme complejidad, prescindiendo de cualquiera de los factores implicados.

Gustavo 12/1/09 11:23  

Sí, cierto; de hecho el Asperger plantea muchas dificultades para ubicarlo como psicopatológico porque la persona es autónoma usualmente aunque con una interacción social anómala, pero ahí aparece el criterio de normalidad y adaptación como valores de etiquetado psicopatológico muy discutibles. La novela de Moon de hecho describe un chico con Asperger que más bien sería envidiado, y el caso de Tammet es similar; estoy seguro de que otros ejemplos dentro del espectro autista tienen una adaptación idiosincrática con un valor añadido como personas cuyas habilidades superan y compensan sobradamente sus carencias.
Lo de las neuronas espejo es que siempre me ha hecho gracia porque creo que tiene una elegancia descriptiva particular (a un nivel muy concreto, pero simbólicamente mucho más sofisticado que hablar de falta de serotonina en el espacio sináptico y simplismos similares).

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP