1 de enero de 2009

Notición: TxoriHerri Med. Assoc. is back

Tras años perdido en el proceloso mar del "cualquier día nos volvemos a encontrar", TxoriHerri acaba de regresar. ¿Que qué es TxoriHerri?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. Pues era un invento en la época del internet más rudimentario (hace pocos años, pues) cuando tardabas 8 minutos en descargar una página con un módem ruidoso, creada por unos psiquiatras vascos (de Bilbao, creo, ahívalahostia), con contenidos sarcásticos y cachondos unas veces y duros y cañeros otras sobre el fantástico mundo de la salud mental, incluyendo la obsesión por el impact factor y los congresos en el caribe financiados por los laboratorios. Un par de ejemplos bastarán:



"Panfilón, El Antidepresivo Campeón

Clark Aston Smith



La reciente evidencia de las propiedades antidepresivas del Clorhidrato de Membrillo (Panfilón) abre nuevas expectativas en el tratamiento de la patología afectiva. El presente estudio puede considerarse una primicia en cuanto a la demostración clínica,mediante un estudio riguroso, de la seguridad y eficacia de la nueva molécula. En el estudio participaron un número de pacientes igual a tres (dos machos y una hembra). Todos ellos cumplían los crite-rios DSM-IV de Trastorno Depresivo Mayor. Hay que decir que uno de ellos no los cumplía inicialmente (por el contrario, parecía bastante contento) por lo que fue sometido a tratamiento con haloperidol a dosis elevadas durante seis semanas hasta que mostró la conveniente hipomimia, hipotimia y lentificación psicomotriz para cumplir sobradamente los criterios, incluso con melancolía...
... Aunque los datos aquí presentados se basan en un análisis post-hoc con múltiples comparaciones, las diferencias son muy evidentes y estadísticamente significativas en las primeras visitas del estudio, pudiéndose concluir que:
• El Clorhidrato de Membrillo tiene magníficas propiedades anti-depresivas, es seguro, eficaz, aunque no barato, y promete.
• No tenemos ni idea de como actúa aunque algunos datos sugieren que puede tener que ver con receptores periféricos reguladores de la motilidad intestinal.
• El güisqui de calidad intermedia es adecuado para obtener un buen doble ciego, pero deja clavo.
(Nº 68, 1 de octubre de 2000)"

O este editorial con menos sarcasmo que demuestra que desde luego no somos profesiones (ni profesionales) enfrentadas ni mucho menos; el editorial giraba en torno a la propuesta de la asociación de psicólogos de Nuevo Mexico (USA) de permitir a los psicólogos de allí una capacitación para recetar.

...Está por ver si lo sucedido en New Mexico despierta reivindicaciones “recetistas” en los psicólogos europeos. Nosotros pensamos que es difícil que esto ocurra, por motivos diversos, entre los cuales figuran las notables diferencias en los planes de estudios y filosofía de las profesiones a uno y otro lado del Atlántico. Pero por si desde las filas de la Psiquiatría alguien tiene la tentación de poner sus barbas a remojar invocando que recetar es una potestad para la cual es necesario tener unos conocimientos médicos de los que no dispone el psicólogo, creemos que no estaría de más que comenzara por preguntarse si realmente los psiquiatras estamos capacitados no ya para abordar sino meramente para situarnos en lo que tiene que ver con la salud física y los padecimientos somáticos de nuestros pacientes. Y desde luego, sería también conveniente empezar a preguntarnos si la mayoría de los psiquiatras tenemos la capacitación mínima para emplear técnicas psicoterápicas, cuyo mal uso tampoco carece de efectos adversos, como mínimo la ineficacia de la aplicación anecdótica y no sistematizada de intervenciones psicológicas de gran eficacia si se aplican con rigor. Sea como fuere, a nuestro juicio, los psicólogos no necesitan recetar para afianzar su práctica profesional. Quizás debieran sin embargo defender con mayor ahínco el uso de técnicas psicológicas y psicoterápicas tanto en trastornos leves-moderados (como el tratamiento cognitivo de la depresión, los abordajes cognitivo-conductuales de la angustia, las fobias o los trastornos obsesivo-compulsivos) como graves (entrenamiento en habilidades sociales, rehabilitación cognitiva o tratamiento cognitivo de síntomas en la esquizofrenia), cuya eficacia está ampliamente demostrada. Desgraciadamente cada vez más su uso queda eclipsado por el predominio de los abordajes exclusivamente farmacológicos, ni tan eficaces, ni tan inocuos como los intereses del mercado nos quieren hacer creer.(Nº 104, 5 de abril de 2002).



Txori Herri regresa en formato blog y la primera, en la frente. Estaban a otro nivel; sinceramente deseo que lo sigan estando.

http://txoriherri.blogspot.com/

4 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez 1/1/09 10:34  

Joer, empieza bien el año, nuevas entradas y además buenas, buenas.
Si, eso es lo que tienen los psiquiatras, que cuando son buenos, son buenos, buenos: Castilla del Pino o Vittorio Guidano, a mi modo de ver, de lo mejorcito. Y veo que además estos van en la misma línea crítica. Güidano por ejemplo, también se asemeja bastante, básicamente venía a decir que la medicación desestructura y es en realidad la que cronifica. Este hombre decía que el solo medicaba a un 1% de los casos. Me parece que cada vez más surgen voces que hablan sobre el tema que nos ocupa. En la Universidad de Oviedo, se publicó un libro hace poco en la misma línea, los psiquiatras de allí, se pusieron como fieras. Aquí te dejo el enlace a la entrada: http://haymicabecita.blogspot.com/2008/07/cuando-las-opiniones-de-las-que-uno-se.html. El libro se titula "los inventores de enfermedades mentales" y puedes acceder a la réplica de los psiquiatras.
Un saludo y grácias por el link, ya estoy siguiendo el blog.

Gustavo 1/1/09 12:08  

Muy bueno también ese enlace; se necesita ese espíritu punky o si no nos acabamos mirando el ombligo encantados de habernos conocido a nosotros bisbos.

Antonio Olives 2/1/09 21:02  

Sobre el panfilón que puedo decir; me parto, venga media docenita.

Lo curioso del tema es que justo después de que en Nuevo México, permitieran a los psicólogos recetar, la reacción de los compañeros fué bien distinta, a juzgar por el número cuasimonográfico que por la época editó este nuestro colegio... que si formacion en psicofarmacología, que si qué formación sería exigible que lo ibamos a acer mucho mejor que somos más listos... (a ver como mordemos un cachito del pastelaco, si estos lo sueltan... que va a ser que no). Suerte que no se nos hace demasiado caso.

Jesús Castro Rodríguez 2/1/09 22:23  

Antonio se congratula al igual que yo del poco caso que nos hacen, por suerte, en ese tema. Para otros creo que no es tan bueno.
Tambien les digo algo, ahora que no nos escucha nadie....En una época pretérita, cuando era mas ingenuo que ahora, y pensaba que las cosas funcionaban, me fuí al colegio de psicologos y denuncié, como era por entonces y a ami entender, mi deber, ante la comisión deontológica, una publicidad de una psicóloga que trataba a la gente con Flores de Bach, o de Beethoven, no se. El caso es que cual es mi sorpresa, cuando un par de individuos de la comisión, me sugieren que lo deje, porque al fin y al cabo, ellos estaban luchando a nivel estatal para que se nos permitiera recetar fármacos homeopáticos. Yo era ingenuo, pero no tonto, y claro, me enfadé bastante. La denunciada, eso si, retiró la referencia a las flores del músico, pero dejó el dibujo de las florecillas de marrás en su publi. Ahora, por supuesto, ya no soy tan ingénuo, así que pierdo menos el tiempo en esas cosas, y también me enfado bastante menos que antes....

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP