21 de mayo de 2012

La Voluntad y su altar

Nos consolamos de nuestras incapacidades afirmando que somos capaces de todo cuando nos lo proponemos.
Jules Renard




3 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez 4/6/12 12:24  

Me suena esto oiga.
Incapacidad es cuando NO SE PUEDE. Si no se puede no se intenta ¿pa´que?.
Si se intenta es que se puede o se podría.
Nunca intentaré salir volando de mi oficina. Nunca habrá una señal de prohibido salir volando de mi oficina. Soy incapaz de volar.
Para todo lo demás....mastercard.
Saludos.

Gustavo Pérez Domínguez 4/6/12 12:45  

Pues sí: y sin embargo, cuánto libraco de autoayuda y cuánto psicoterapeuta (¿ingenuo?¿listillo?) vendiendo el poder de la mente y esas cosas...Con lo relajante que es rendirse a la incapacidad (=no se puede, efectivamente).
Saludos Jesús
(mastercard hasta que la intervengan, que ya caerá).

Jesús Castro Rodríguez 4/6/12 21:48  

jajajjajja, el poder de la mente llega a según donde para según que. El poder de la mente va a depender, por ejemplo, del poder de las piernas. Con 43 tacos y esta envergadura, el poder de mi mente (que vaya usted a saber que es eso) es irrelevante para correr los cien metros lisos en 10 segundos. Eso va a depender del poder de mis piernas. Efectivamente ¿pa´ que intentarlo si evidentemente no voy a poder por falta de idem?.
NO se a tí, pero a mi me educó uno de la postguerra que me traumatizó y solo quedó que "tarjeta de crédito caca". Que la intervengan YA.
Saludos.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP