5 de marzo de 2011

Lecciones de Sanación desde el Voudoutismo

Esto me dio en mano un señor moreno ("¡protesto!: irrelevante" - sí, pero le da más credibilidad) amable aunque algo silencioso que circulaba por mi pueblo (el de este año, al menos) el otro día:


El Maestro Bassane trabaja, al igual que yo, con creencias (y me temo que otras cosas, quizás gallos decapitados según mi incultura televisiva, pero ahí ya diferimos). Sin embargo el Maestro es un Maestro: lo cura todo. "No hay problemas sin solución", dice (y yo, que pensaba que hay muchos problemas sin solución; de hecho creía que la mayoría y que llamamos solución muchas veces a decir que "ése no es el problema, lo define usted mal"; otra cosa es si nos interesa vitalmente andar solucionando problemas). Pero probablemente sólo expreso mi incapacidad; por contra, su amplitud es brutal (y quizás su narcisismo también, aunque es posible que sea en parte necesidad de buscarse la vida, o de maximizar el efecto placebo consustancial a nuestra tarea). Ese etc seguido de cien puntos parece absorber toda la variedad de experiencia humana: qué envidia la maestría del maestro. Por supuesto, su CV es intachable: posee un don hereditario (bendita ciencia genética, lo que se va descubriendo), lo cual tiene la ventaja de convertirlo no sólo en profesional cualificado sino en excelente partenaire potencial (chicas, recojan su ADN); yo, sin embargo, hube de estudiar muchísimo, tanto Ciencias Áridas (psicometría, p.e.) como Ciencias Estériles (casi todas las otras asignaturas) y luego tuve que intentar olvidarlo porque tenía pesadillas, y aún estudio, pero ya de lo que me interesa (igual eso ya no es estudio, sino aprendizaje). Me faltó, por lento de reflejos, preguntar lo de las garantías al 100%: ahí me barre (compartimos mercado y de alguna manera nos dedicamos a actividades paralelas, no sé si a veces solapadas).

Eso sí, donde no pienso claudicar es en el aspecto que a primera vista parece más inocuo de su anuncio: "Resultados en TRES DIAS". Ahí me pongo garrulo, no puedo transigir; ustedes me comprenderán. Sí, ya sé que muchos de mis compañeros (de los tradicionales) anuncian Terapia Breve sin siquiera conocer el objeto, el contexto, la demanda, ni la persona en la terapia (postura tan curiosa como si alguien ofreciera Terapia Larga), pero déjeme Maestro voudoutista (¿existirá esa palabra?) que me niegue, al menos, a decidir de antemano cuánto dura una terapia, a tener que convivir con esa terrible certeza de destino.

3 comentarios:

efrem 6/3/11 09:46  

Genial, como siempre. Ahora mismo estoy estudiando una de esas ciencias áridas (p. fisiológica), y necesito mucho paseo y mirar al horizonte para no echarme a las vías.

Prefiero las c. estériles, cuanto más estériles, más disfruto.

Por otro lado, me ha gustado el tono respecto al Maestro, sin esa agresividad que se suele aplicar a los "voudutistas".

Curioso que las últimas entradas se refieran a Maestros de distinto pelaje. Yo no me inclinaría radicalmente ni por uno ni por otro.

Uno, después de haber pasado largas temporadas por los caminos de la new age, ya desconfía de todo y de todos (a modo de bestiario ilustrado, leer "Stripping the gurus"), y la gente con barba y pinta de guru me produce una ligera inquietud, puro prejuicio!

Un beso a tod@s

Gustavo 6/3/11 11:29  

Gurús y maestros, desgraciadamente abundan. El único tipo a considerar supongo que es el que ni de coña pretende serlo: Basili, p.e., era de éstos, hasta el punto de que intentaba vivir en una cueva sin que nadie le diese el coñazo; yo lo veo francamente en otra categoría...
Me quedo con la referencia ilustrada, suena interesante; el sr google ya lo tiene en pdf...
un saludo

efrem 7/3/11 13:13  

Sí,me desdigo; Basili parecía un buen hombre y, si nunca intentó ser guía de nadie y no inculcó mitologías iluminadoras a nadie, entonces tiene todo mi respeto.

La pareja de una amiga de Lleida lo conocía, y alguna vez estuvimos a punto de ir p'allá,pero se divorciaron y nunca más se supo!

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP