17 de enero de 2011

Historias del Padre Basili (II)

(del ídem I)

En una de estas ocasiones, pedimos permiso para hacer un retiro cerca de él, de 3 días, en una ermita pequeña cercana que estaba desocupada. De esa estancia recuerdo sobre todo que era un tipo muy divertido, que repetía las mismas anécdotas siempre (primero me convencí de que era para burlarse de nuestras expectativas, y desmitificar su figura a nuestros ojos; luego sospeché que probablemente era todo más simple: le parecían divertidas y ya, y ese presente continuo le permitía disfrutarlas cada vez, así que para qué otras). Recuerdo también que se cabreaba y reía con absoluta naturalidad, y a veces parecía que simultáneamente. Yo ya estaba seguro de que si buscaba "auténtico" en el diccionario, saldría su foto.

El primer día, en un tono algo molesto e irritable por tenernos por allí pululando, nos advirtió de que no pensaba tolerar que le distrajésemos de su silencio, su meditación y sus rutinas, así que nos avisaría mediante un gong cuando fuera momento de comer y charlar. El Padre Basili no tenía apenas comida (se la traía la gente que pasaba o la reponía en excursiones furtivas a la despensa del monasterio) excepto unas galletas, té y fruta, así que no sabíamos si hacer una comida frugal o ir a la nuestra. Bueno, nosotros no éramos ermitaños, así que finalmente con un camping-gas nos montamos un risotto con chorizo y ajitos cuando el gong nos avisó. Basili, que mostraba una total indiferencia por la comida que pudiéramos ofrecerle, repitió 3 veces: cuando acababa su plato simplemente lo llenaba de nuevo, hasta que no quedó nada. No nos atrevíamos a comer a su ritmo, algo confundidos y cohibidos: peor para nosotros.
El segundo día sacó el tema a media mañana ("pues estaba muy bueno el arroz de ayer") y ya pasó del gong.
El tercer día fue a buscarnos a la ermita con impaciencia:
- ¿Qué tenéis pensado cocinar hoy? Tengo unas ganas de comer...

Una de esas tardes apareció por la montaña un conocido escritor de best-sellers, que recién había llegado de India, donde había conversado con el Dalai Lama; éste le aconsejó que si era de España no podía dejar de conocer al Padre Basili. Así que el hombre se presentó en la cueva (previa cita telefónica) y sacó su repertorio de preguntas sutiles y grandes cuestiones universales (como pretendíamos todos, al menos al principio), pero con ese aire metódico y desinhibido del periodista/investigador. Mientras, bebíamos té, y Basili parecía extraviarse permanentemente en la conversación-entrevista; no se le comprendía bien a veces, y otras daba respuestas inconexas (que invariablemente acababan en sus archirrepetidas anécdotas).
Al final de la tarde, mientras el invitado se alejaba por el camino, Basili nos confesó en voz baja:
- A éstos que vienen buscando sabiduría es preferible darles respuestas absurdas y que no se entiendan; se van contentísimos.
Y le decía adiós con la mano, mientras sonreía.

(continuará)

(Post-post: Una web sobre el Padre Basili, creada y recién enlazada por Victor, aquí).

3 comentarios:

victor 17/1/11 20:37  

Hola, he leido con atención el relato referente a Padres Basili y ha despertado en mi entrañables recuerdos. Hace ya algun tiempo tras su fallecimiento crei oportuno crear una humilde web en memoria del padre basili, sería un placer si la visitase y dejara algun comentario o anecdota. Dejo aqui la web para quien quiera visitarla. Saludos. http://padrebasili.4sql.net/

Gustavo 17/1/11 21:11  

¡Por supuesto! Cuando busqué alguna entrevista al Padre Basili hace unos días, encontré poca cosa, pero veo varias en tu web (la última es muy interesante...y entrañable, ciertamente).
Gracias por tu visita y dejar tu imprescindible web. Un saludo.

bento 22/1/11 19:59  

Si hoy me pidieran que enunciara las cosas que me han parecido más relevantes estos últimos días, respondería sin dudar: el padre Basili, Toy Story 3 y la luz, tan hermosa que parecía irreal, que desparramaba la luna sobre la isla el pasado miércoles por la noche. El resto han sido simples bagatelas.
Un saludo enorme.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP