6 de mayo de 2009

Nietzsche y las minifaldas primaverales

Decía Nietzsche que entre Verdad y Vida, lo tenía claro: adivinen. Esta cuestión, que sospecho que tiene mucho que ver con la salud mental (cuánta patología invoca la búsqueda de la Verdad), me trae frecuentemente a la memoria una escena de mi muy querida película Kolya que ofrezco a la reducida pero selecta audiencia de este humilde blog, sin codificar y sin mucho gasto de neuronas, como muestra de filosofía a martillazos: breve pero estimulante.
.

1 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez 6/5/09 16:02  

El Ilustre Panero, desde el psiquiatrico, decía algo así como que el loco es irrenunciablemente sincero. No creo que el problema esté en la búsqueda de la verdad, cosa absolutamente necesaria e irrenunciable (al menos para mi), el problema está en el aceptar que los demás "quieran seguir viendolas hermosas", es decir, que los demás no quieran saber y quieran seguir viviendo en su "mentira". A mi, mientras no me pregunten......
Ahora bien, en nuestra profesión, sin tratar con esa "verdad" me temo que no hay nada que hacer, no se entiende nada. Un cliente que se está diciendo y está diciendo que no puede decir que "no" evidentemente no está diciendo la verdad. El problema es que sin hacerle caer en esto no hay posibilidad de cambio, porque esa realidad construida con el lenguaje le lleva a una absoluta indefensión. La verdad, la ültima e innnegable, es que no quiero decir que no, porque evidentemente puedo. Y aquí no hay medias tintas, si, aunque muchas veces transitamos en los grises, seria un absurdo no ver que evidentemente hay blancos y negros (y esto es muy poco postmodernista, que parece que se ha puesto de moda la palabrita de marrás...).
Una entradita que creo que "casa" bien con esta: http://haymicabecita.blogspot.com/2008/07/distincin-entre-salud-mental-y.html
Un saludo

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP